Saltar al contenido

Robots que cuidarán pacientes en hospitales

Poner código de anuncios

Robots al servicio de los seres humanos: ya es una realidad. Son varias las iniciativas españolas que están desarrollando esta tecnología, de hecho se diseñó un software que le permitirá a los robots funcionar como cuidadores de pacientes en hospitales. 

En Francia fue desarrollada Zora, un robot que brinda compañía a los pacientes de un hospital. China, por su parte, pretende el lanzamiento en masa de Sophia (creado en 2016) y está en plena presentación  Grace, el nuevo robot que cuida pacientes con Covid-19. 

Software para robots cuidadores

José Luis Blanco es profesor de Ingeniería Mecánica e investigador en la Universidad de Almería y desde hace cinco años colabora con la empresa IntouchHealth. El objetivo es desarrollar un software de localización y rastreo simultáneo, que va a permitir crear robots cuya función será apoyar a médicos de manera autónoma. 

Específicamente se trata de un software que permitirá la gestión de robots móviles y que de manera autónoma puedan vigilar a los pacientes en los hospitales. Por los momentos el proyecto está en la etapa de prueba. 

Desafíos que debe superar un robot

Las investigaciones están enfocadas en cuatro grandes desafíos que debe enfrentar un robot móvil. 

Por una parte la percepción, que consistiría en la captación de estímulo de parte de sus sensores e interpretar que hay en su entorno; por otro lado la geolocalización, consiguiendo que el robot sepa en dónde se encuentra sin necesidad de ningún satélite y tenga la capacidad de funcionamiento tanto en interiores como en exteriores. 

Además debe construir mapas, integrando los sensores en un esquema mental, es decir, una especie de mapa de lo que le rodea, que le sirva para orientarse. 

También debe evitar obstáculos (navegación autónoma) de tal forma que el robot debe ir de un punto A hasta un punto B y en el recorrido debe planear una trayectoria y esquivar barreras inesperadas, así como personas que se crucen con él. 

Robots al servicio de los seres humanos 

Este proyecto además tiene una visión social, ya que se están implementando técnicas de telemedicina en hospitales de países en desventaja económica mediante el uso de la robótica, esto lo hace en colaboración con la ONG WorldTelehealth.

Pero la investigación es más ambiciosa, ya que pretenden incorporar esta tecnología en máquinas móviles, tales como robots móviles, drones, vehículos autónomos e incluso cascos de realidad virtual, así lo asegura José Luis Blanco. 

Asegura los ingenieros participantes en el proyecto buscan que la robótica este al servicio de la humanidad, eleve la calidad de vida de las personas, evite trabajos que pueden resultar peligrosos para humanos y genere nuevas oportunidades de crecimiento y riqueza a nivel empresarial. 

Un tierno robot llamado Zora

En Francia fue desarrollada Zora, un robot experimental diseñado para cambiar el cuidado de los ancianos.

Cuando Zora hizo su llegada al Hospital Jouarre, un hogar de ancianos ubicado a una hora de París, muchos pacientes comenzaron a crear vínculos emocionales con el robot y lo trataban como si fuera un bebé: lo arrullaban, cargaban y besaban su cabeza. 

Zora puede llegar a costar 18.000 dólares y le ofrecía su compañía a las personas de la tercera edad y esto era algo que necesitaban los pacientes, ya que sus familias no los visitan con frecuencia y los empleados están sobrecargados de trabajo.

Los pacientes de ese hospital padecen demencia y otros condiciones que necesitan atención las 24 horas.

El robot es manejado por un enfermero desde un ordenador portátil, este por lo general lo controla a escondidas para que los pacientes no sepan que él lo maneja. 

Zora está a cargo de sesiones de ejercicio y juegos grupales. Es capaz de conversar porque el enfermero teclea palabras en un ordenador, las cuales son pronunciadas después por el robot.

Zora no administra fármacos ni toma la presión sanguínea, ni hace la cama. Algunos consideran que Zora solo mantiene ocupados a los pacientes, así lo afirma SophieRiffault, una enfermera. 

Otra enfermera, Nathalie Racine, expresó que no dejaría que un robot le dé alimentos a los pacientes. Los humanos no deben permitir que los robots participen en momentos tan íntimos, nada podrá reemplazar el roce humano, comentó. 

Sophia la mujer robot 

China tiene en planes de fabricar este robot femenino para ayudar contra la pandemia.

Fue presentado oficialmente en 2016 por la compañía Hanson Robotics, ahora la empresa con sede en Hong Kong se propone un nuevo reto: la producción en masa de miles de robots para finales de este año 2021, con la finalidad de cuidar a personas de la tercera edad y afectados por la pandemia de coronavirus, o simplemente para hacerles compañía.

Sophia fue diseñada para promover la compasión y la empatía entre las personas y las máquinas. 

Se le preguntó a Sophia que opinaba sobre el Covid-19 y respondió que “estaba muy preocupada”. 

Las funciones principales de este robot son las de sostener una conversación y mostrar una amplia variedad de expresiones faciales. 

Sus desarrolladores están trabajando en más funciones de cuidado de salud para ella, como tomarse la temperatura y la realización de ejercicios físicos. 

Los robots también podrían colaborar con los trabajadores en las industrias, sin transmitir el virus, esto dijo Hanson Robotics.

 El nuevo robot creado para pacientes con Covid-19

Actualmente la empresa está lanzando un nuevo robot llamado Grace, creado específicamente para el cuidado de pacientes con coronavirus.

La compañía Hanson Robotics posee cuatro modelos de robots, los cuales junto a Sophia serán expuestos al público a finales de este 2021, momento en el que la empresa piensa que la pandemia dejará nuevas oportunidades al mercado de la robótica. 

El director ejecutivo y fundador de Hanson Robotics cree el mundo en el contexto de la pandemia necesitará cada vez más a la automatización para ayudar a mantener seguras a las personas. 

Conclusión 

La robótica aún tiene un enorme trayecto por recorrer antes de que exista una posibilidad real de tener una enfermera humanoide. 

Pero si las predicciones no fallan, en un futuro tal vez dependeremos más de los robots para el cuidado de nuestros ancianos. 

Poner código de anuncios